Los Frenos De La Moto Problemas Y Ajustes Básicos

De ahí que con lo que la mayoría de estos sistemas tienen un mecanismo deajuste automático. Ciertos coches pertrechan uno que se activa al aplicar el freno de mano, y puede desajustarse si no se emplea durante largos periodos de tiempo; hay que moverlo con determinada periodicidad. El sistema de frenos de moto efectúa la función de ralentizar y parar el vehículo de forma segura y permanente. Si bien sea algo básico, nunca hay que pasar por alto su relevancia y procurar que este sistema ande siempre a la perfección, ya que nuestra propia seguridad es dependiente de esto. Otra forma de proteger el sistema de freno de la motocicleta es sustituyendo las zapatas. Esto va a deber hacerse en el momento en que el paseo del tensor ha llegado a su fin y la holgura que provocaba , ya no puede corregirse ajustando las levas.

En los sistemas de doble leva, en contraste a en los de una leva, las zapatas no van fijadas a un punto estático en uno de sus extremos, sino ambos extremos son flotantes y están guiados por una leva cada uno de ellos. Por eso, la aproximación de la zapata al tambor no es giratoria, sino paralela, lo que aumenta la superficie de rozamiento y, por consiguiente, deja ejercer más fuerza. El freno de mano ha de ser accionado por una fuente de energía diferente a la del sistema de frenado primario. El diseño del tambor deja un mecanismo de accionamiento por un sencillo cable desde nuestra palanca, tirador o pedal, en dependencia del modelo. En el momento en que este se activa, el cable tira de una palanca que separa ámbas zapatas del núcleo del tambor. En situación de reposo, las zapatas se oprimen contra el bombín motivadas por los muelles de retención, con el espacio preciso para compensar la dilatación del calor que se genera en las frenadas.

Cuidado Frenos De Tambor

La elección del género de freno tambor tiene ciertas virtudes, como que son mucho más económicos que, por ejemplo, los de disco. Si se busca un cierto equilibrio, es viable disponer frenos combinados, montando frenos de disco en la rueda frontal y frenos de tambor en la posterior. Si ya tienes las pastillas desmontadas, limpia bien las pinza y los pistones. Para ello puedes, con las pastillas quitadas y con bastante cuidado, a bombear un poco desde la maneta a fin de que salgan lo máximo posible los pistones.

partes del freno de tambor de moto

Se impulsa desde el mecanismo de freno, así sea desde la maneta o el pedal, provocando el accionamiento de los pistones en el interior de la pinza de freno, que a su vez empujan contra las pastillas de freno. Se encarga de efectuar la transformación de la presión ejercida por el piloto al accionar la maneta del mecanismo de freno en presión hidráulica, generada por un émbolo que empuja el líquido de frenos y transmite la fuerza de frenada final. Así, por ejemplo, debemos ser conscientes de cuándo reponer el líquido de frenos o a qué velocidad máxima debemos circular para no superar la capacidad de frenada del sistema de frenos. Complementariamente, debe comprobarse de forma periódica el estado de los resortes, ajustar las levas y lubricarlas, así como realizar una limpieza al sistema de frenos usando un producto adecuado. El freno de tambor debe recibir un mantenimiento periódico para extender su historia útil y eludir accidentes. Para esto, debe ajustarse la holgura del freno , que puede “soltarse” de sobra por el desgaste de las zapatas.

De Qué Manera Funciona Un Freno De Tambor

La razón es que son más efectivos y disipan mejor el calor, eludiendo el sobrecalentamiento y ofreciendo una eficacia de frenada mayor. Además, las pastillas son más simples de substituir que las zapatas. Ya que la área de contacto es el interior del tambor, conforme lima, el diámetro aumenta.

partes del freno de tambor de moto

Las pastillas de metal son presionadas contra el disco por 2 pistones que actúan al momento de accionar el pedal de freno o la manilla. La importancia de comprender los frenos de tu motocicleta puede prevenir varios accidentes, de la misma un correcto cuidado. Se tienen que revisar los dos componentes, lo que puede hacer preciso desarmar la bomba. La seguridad al frenar se ve perjudicada por el desgaste de los elementos. Si notamos vibraciones al frenar, es conveniente revisarlos para poder ver que no muestran deformaciones ni signos de desgaste acusado. Es conveniente comprobar asimismo los aros de la moto, asegurándonos de que no haya ninguna desalineación entre las ruedas que esté provocando las vibraciones de la motocicleta al frenar.

Mantenimiento Frenos De Disco

Ten en cuenta que jamás tienes que tocar los discos con las manos sucias de grasa. Esta clase de freno es más frecuente en motos sin informaciones especiales o cilindraje alto, es decir, en motos de empleo cotidiano. Las motocicletas mucho más recientes y con un mayor poder, en su mayor parte cuentan con un sistema de frenos en disco, que lo vamos a ir detallando más adelante. Ocurre cuando entra aire en el sistema de frenos, en concreto en las canalizaciones para el líquido hidráulico. Para solventarlo, va a haber que purgar el aire con la asistencia del tornillo de limpieza que hay en la pinza de freno. Se cambiarán las pastillas, el disco o se limpiarán las pastillas con una lija de agua, según sea correcto.

partes del freno de tambor de moto

Esta es la razón de estar de los muelles recuperadores, ayudando a sostenerlas en su rincón y devolverlas a su posición de reposo tras cumplir con su función. En caso de que tu modelo los equipe, siempre y en todo momento es en las ruedas traseras, con frenos de disco en la parte frontal, ya que en esa localización solo se tienen que llevar a cabo cargo del % de toda la potencia de frenado. Los frenos de tambor tienen más componentes, pero también son mucho más baratos de crear, e incluso aportan algunas virtudes en los vehículos eléctricos. Para comprender este género de freno en aspecto, primero debemos tener un conocimiento sobre sus distintas partes y su función.

En tanto que la área de contacto es el interior del tambor, conforme lima, el diámetro incrementa. Y en cuanto al precio de cambiar unos tambores, cada uno de ellos puede valer entre 50 y cien euros, si bien depende del tamaño y modelo. Esto se solventa con unos latiguillos con mayor aguante, generalmente, metálicos. Esto se debe a la acumulación de barro y mugre en la pinza y el tambor de freno. Si realizamos un preciso cuidado de la moto, no debería llegar a generarse este problema.